En Activision no se arrepienten de haber despedido a los creadores de Modern Warfare

A pesar de que Modern Warfare estaba vendiendo copias que se pueden contar por millones, en Activision pasó una cosa muy oscura: Despidieron a West y a Zampella, los máximos responsables de Infinity Ward, que incluso estuvieron a punto de hacer peligrar el lanzamiento del nuevo Call of Duty Black Ops 2.

Le ha tocado el turno de pronunciarse a Activision, y lo ha hecho de la boca de Bobby Kotick, CEO de la compañía, que ha dicho estas palabras en una entrevista al New York Times: “Cuando te das cuenta de que dos ejecutivos están planeando romper sus contratos, quedarse con el dinero que les has dado y robarte a 40 empleados, ¿qué haces? Pues despedirles”. Y se ha quedado tan ancho.

Parece que aún no ha acabado todo este embrollo, que comenzó en 2010, y parece que en 2013 aún habrá tela para largo. West y Zampella, trabajan ahora en Respawn (EA), y anunciarán un nuevo juego muy pronto.


2 comentarios

  1. Sera tambien un shooter?

Deja una respuesta